Todo el dinero para la banca y el ladrillo

08 de setembro de 2016

En los meses de 2016 que han trascurrido, las sociedades mercantiles han ampliado capital por un importe de 21.987,57 millones de euros, según datos recopilados por el Gabinete de Estudios Económicos. Aunque la apariencia de esta cifra es elevada, se marcan unos de los volúmenes más bajos registrados desde que comenzó la crisis, representado un descenso del 4,66% en comparación con los primeros siete meses de 2015, que hasta ahora había sido el año con menor volumen de ampliaciones de capital, que terminó el ejercicio con un saldo de 36.305 millones de euros. Y es precisamente lo que ocurre con los sectores más vinculados a la crisis lo que determina la trayectoria de las ampliaciones de capital. De este modo, el sector financiero registró este pasado julio 2.693,7 millones de euros, mientras que el sector inmobiliario acumuló 489,92 millones de euros y el de la construcción, 136,43 millones de euros. Es decir, juntos estos sectores juntos el de la banca y el ladrillo representaron un 83,7% del total del dinero movilizado por las ampliaciones de capital en julio. En conclusión, ocho de cada diez euros captados en España en julio a través de ampliaciones de capital fue a parar al sector financiero.

Aunque la insistencia a España para cambiar el modelo económico que estuviera mayormente basado en la actividad industrial con carácter exportador, cierto es que el sector de la construcción es muy relevante, está muy internacionalizado a nivel de la gran empresa, al igual que ocurre con la banca. Hasta día de hoy, la banca y el ladrillo han captado 301.313 millones de euros, un 67% del total del dinero que se ha reunido a través de ampliaciones de capital (447.471 millones de euros).

En efecto, España se ha convertido en unos de los países más bancarizados del mundo. Se ha constituido en España una de las redes de oficinas bancarias de atención al cliente minoristas más densas de Europa. La presencia de excesiva de oficinas se ha reducido gracias a los procesos de concentración bancaria que fue propiciado por la crisis financiera y el exceso de apalancamiento de hogares y empresas.

Actualmente, la banca española vuelve a atravesar una situación complicada. El Banco Central Europeo ha desarrollado una política ultraexpansiva que ha llevado los tipos de interés a cero, lo que ha puesto en un grave aprieto los márgenes de la banca, la capacidad para obtener rentabilidad se está viendo afectada por otra parte por la irrupción de las llamadas FinTech, que son nuevas sociedades no financieras que se están beneficiando de las nuevas tecnologías para competir con la banca en financiación. Por último, la capacidad de la banca para prestar dinero también se ve condicionada por las exigencias de capital establecidas en el marco de los acuerdos internacionales de Basilea III. En conclusión, la banca se enfrenta a un panorama que tendrá repercusiones en las ampliaciones de capital. De hecho, solo entre junio y julio, la banca ya ha ampliado capital por un importe de 4.233,5 millones de euros. En un sector que habrá que seguir con intensidad durante los próximos meses.

 

Gabinete de Estudios Económicos de axesor